Gominolas, majorettes y árboles de navidad

Todas las tardes a las 20,30 doy un paseo con el perro de una hora. Y todos los días pasamos mucho miedo. Nosotros, gente de bien (el perro y yo), vamos razonablemente bien vestidos aunque con estilo casual. Pero con lo que nos encontramos durante el paseo pone los pelos como escarpias. Se me erizan hasta los que me he depilado.

Con lo primero que nos cruzamos normalmente es con corredores-gominola, solos o en grupo. Me refiero a esa gente que sale a correr con unos modelos no aptos para la visión de un epiléptico. Pantalones que van desde el verde pistacho al azul eléctrico, pasando por rojos intensos. Complementan el modelo con jerseis también de colores tipo fluorescente. Un horror.

A algunos les conozco de paisano y juro que cuando no salen a trotar visten normal, tirando a triste.No sé si lo de deslumbrar cuando hacen ejercicio forma parte de alguna terapia. Lo que sí sé es que le voy a comprar unas gafas de sol al perro.

Al rato, principalmente los miércoles, nos solemos encontrar con las majorettes, grupo numero de individuos que, en fila de a cuatro recorren las calles peatonales y los paseos autorizados a los perros con palos de los de ir al monte. Los primeros, los que van con el monitor, llevan aire marcial, y los de la parte de atrás van de charleta, eso sí, sin romper la formación, como una barrera infranqueable.

La mayoría lleva el palo cual majorette de entrenamiento, porque lo apoyan en el suelo lo justo para molestar si te cruzas con ellos. En cuanto al modelo, parece que van a subir al Txindoki. Solo les falta la cantimplora.

Finalmente están los árboles de navidad. Se trata de patinadores, nunca menos de veinte, que no molestan a los que paseamos pero que colapsan los carriles-bici.Llevan luces de las de bicicletas en los sitios más insospechados y además tres o cuatro. Miedo no dan, pero sobresaltan. Sobre todo porque capitanea la excursión un tío con un chaleco amarillo empeñado en dirigirnos a todos. Debe ser eso o que manotea mucho. No lo tengo claro.

Estoy pensando en hacerme un modelo combi de los tres para salir a pasear con el perro. Y la que voy a asustar que te cagas voy a ser yo: pantalón naranja fosforito, jerseis verde eléctrico, dos o tres palos de colores para jugar con el perro y luces en lugares estratégicos (las gafas, por ejemplo).

Y el perro tiene nombre, se llama Lau.

Anuncios

Un comentario en “Gominolas, majorettes y árboles de navidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s