Hola, soy el comandante de los mocos

Hola humanos. Soy el comandante de los mocos que se han hecho con el poder en la cabeza de la autora de este blog. Entramos sibilinamente en su zona de control y nos hemos hecho fuertes. Somos como los secuestradores de un avión: después de inmovilizar al capitán, hemos cerrado la cabina a cal y canto y dirigimos el aparato hacia tierras solo por nosotros conocidas.

La mujer-avión ha intentado varios rescates a través de una tal aspirina, una chica muy maja que nos entretiene un rato, pero que no puede ganar esta batalla. Sabemos, por nuestros espías, que la mujer-avión estudia la posibilidad de recurrir a un grupo capitaneado por el famoso antibiótico. Esta mujer es tonta: somos fruto de un virus y antibiótico aquí no tiene nada que hacer.

Mientras mantenemos la ocupación estamos aprovechando para machacar ideas. Las rodeamos de un gel pegajoso y las ahogamos lentamente. Así hemos logrado que la mujer-avión se pase las horas sentada, echando líquido por la nariz, tosiendo, con la boca abierta y cara de boba.

Hoy ha luchado con más fuerza y seguramente mañana casi habrá vencido (parece que ha entrenado un grupo de asalto). Da igual, nos iremos pero volveremos el próximo invierno.

Humanos, podéis ganar una batalla, pero no la guerra.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s