Sistema infalible para adelgazar

Todo el mundo anda, después de navidad, intentando bajar kilos. Y todo el mundo utiliza los sistema tradicionales, del tipo régimen y ejercicio. A mi es que eso de sudar como que no me va, a no ser que sea en una terracita tomando una cerveza. En cuanto a lo del régimen, no veo claro que lo de que dejar de comer chocolate me compense.

Leyendo, leyendo he descubierto el método perfecto para quemar calorías y lo voy a compartir con vosotros. No es difícil, se trata de pensar.

El cerebro humano supone entre el 2 y el 3% del peso corporal total, pero consumo el 25% de la energía cuando el cuerpo está en reposo. ¿De qué se trata entonces? Fácil. Hay que estar en reposo y reflexionar y dejarse de bicicletas estáticas, gimnasios y demás sitios y aparatos raros. Lo del chocolate es más problemático, porque el delicioso maldito engorda mogollón, pero supongo que bastará con un consumo responsable como en el caso del alcohol.

Yo al asunto no le veo más que ventajas. Como no vas al gimnasio no pillas hongos y como no andas en bici no te duelen ni las piernas ni el culo, porque hay que ver lo incómodos que son los sillines. Y nada te impide tocar el timbre, que es lo más divertido que tiene montar en bici, seamos sinceros.

Otro de los beneficios del sistema, por lo menos en mi caso, es que mientras estoy tumbada pensando no puedo hacer chorradas que impliquen movimiento, como abrir y cerrar la ventana porque me gusta el ruido, bajar escaleras de dos en dos con el consiguiente peligro para mi integridad física o, incluso, escribir blogs.

A mucha otra gente también le vendría bien lo de dejar de actuar, como violadores, pederastas e indeseables en general (incluyo banqueros, políticos e informáticos). Sobre todo nos vendría bien a los demás, ahora que lo pienso.

El único inconveniente del sistema viene de la mano de un problema previo: la falta de cerebro. No es vuestro caso, queridos y siempre admirados lectores, porque sólo hay que ver el buen gusto que tenéis a la hora de elegir blogs para leer para darse cuenta de que sois personas inteligentísimas.

Pero reconozcámoslo, descerebrados hay más que granos de arena en la playa. Pues esos que se fastidien y que sigan montando en bici. Y sin timbre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s