Los cotillas cohesionamos la sociedad

Que a ver si se entera la gente de una vez: no es que los cotillas entretengamos, es que somos imprescindibles para la cohesión social. Es decir, sin gente como yo andariáis vagando por la tierra sin amigos, colegas ni sociedad a la que criticar. Lo dice, pero en plan científico, Yuval Noah Harari en su libro Sapiens: de animales a dioses.

Según este profesor de historia en la Universidad Hebrea de Jerusalén, el Homo sapiens en un animal social y, por tanto, no le resulta tan importante “dónde hay un león, como conocer quién del grupo odia a quién, quién es honesto y quién no lo es”. Y aquí se ve nuestra importancia, me refiero a la de los cotillas. Porque para los hombre primitivos sería muy conveniente conocer la ubicación de los depredadores, pero parece que une más saber de quién te puedes fiar y de quién no, no vaya a ser que te empujen en dirección al león.

Yuval Noah Harari asegura que gracias a los cotillas se consigue mantener cohesionado a un grupo de como máximo 150 personas. Para más gente hay que recurrir ya a los fabuladores, a la realidad imaginada. Se trata de la realidad que hemos inventado los Sapiens, como la democracia, las empresas y los derechos humanos, por ejemplo. Y lo de fabuladores es mío, que no me he podido resistir a utilizar la palabra.

“Los chismosos son el cuarto poder original, periodistas que informan a la sociedad y de esta manera la protegen de tramposos y gorrones”. Como yo, que he hecho de mi vicio una profesión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s