Las vergüenzas del marqués

Mi abuela paterna era planchadora. Tenía un taller en San Sebastián durante la Belle Époque y trabajaba mucho para esa gentuza rica y aristocrática que venía a pasar el verano a la costa. También tenía mucha faena de casas de artistas, como decía ella. Crecí creyendo que medio Hollywood visitaba Donostia. Cuando fui mayor comprendí que en realidad hablaba de casas de putas. “Unas excelentes pagadoras”, decía la abuela.

El caso es que entre los clientes del taller había un marqués que alquilaba una planta completa del hotel María Cristina. En una ocasión en que mi abuela (a partir de ahora Rosa, que era como se llamaba la orduñesa) fue a llevar las cestas con la ropa lavada y planchada, escuchó el sonido de una campanilla, mientras las chicas de servicio (con cofia y delantal) huían despavoridas al grito de “el señor, el señor”.

Rosa, muy católica ella, pensó “anda, el viático” y se puso pudorosamente de rodillas para honrar el paso del cura y sus aceites. Pero erró, porque lo que pasaba era el señor marqués en pelotas y campanilla en mano para anunciar al servicio su presencia y darles tiempo a escapar sin ver sus vergüenzas.

Rosa aseguraba que lo malo no fue tanto arrodillarse ante la presencia del marqués desnudo como comprobar a qué altura quedaba su cabeza con respecto a los órganos colgantes del aristócrata. A base de contar la anécdota y de soportar las risotadas de sus hijos y nietos, con los años consiguió tomárselo con humor.

Y juro que la historia es real. Y si no, que se muera  un gatito de ojos verdes.

Anuncios

2 comentarios en “Las vergüenzas del marqués

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s